PrevSiguiente
Editorial: Una perspectiva clínica desde la Psicoterapia Integrativa

Disponibilidad: En existencia

€ 0,00

Sea el primero en opinar sobre este producto

 
 

Editorial: Una perspectiva clínica desde la Psicoterapia Integrativa

Autor: Mar Gómez Masana

Número de Revista de Psicoterapia a la que pertenece el artículo: 0105

Coordinador del monográfico: Mar Gómez Masana

Details:

En este monográfico se presenta una selección de artículos clínicos desde la perspectiva de la Psicoterapia Integrativa que, sin poder naturalmente, ser exhaustiva, muestra una buena parte de los conceptos centrales de este modelo teórico.
Abre el monográfico el texto clásico de O’Reilly-Knapp, no por ello menos actual, donde la autora nos muestra el abordaje profundo del proceso esquizoide desde el Análisis Transaccional Integrativo, con la estrategia primitiva de protección en un self encapsulado y oculto, y las intervenciones desde la teoría y los métodos de la Psicoterapia Integrativa como la base de una psicoterapia relacional y profunda. Además, O’Reilly-Knapp nos presenta su clasificación de un nuevo tipo específico de patrón de apego inseguro, que nos facilita la mejor compresión de este proceso, y nos muestra cómo trabajar el vínculo desde el desarrollo evolutivo.
Burper, en un relato en primera persona, comparte algunos fragmentos de su propio proceso terapéutico, mostrando la experiencia de la rabia, en sus aspectos más genuinos y también autoprotectores y cómo en dicho proceso se realiza una actualización de la experiencia de la rabia en distintos Estados del Yo Niño y en el Estado del Yo Adulto.
Sigue un caso clínico sobre el impacto del intento de suicidio de una persona allegada, donde Etxeberria, desde un escenario de psicoterapia individual, presenta la cura relacional desde la presencia terapéutica, poniendo énfasis en los métodos de la Psicoterapia Integrativa y en las necesidades relacionales.
La siguiente contribución, también un texto clásico, nos lleva a la reflexión acerca de los inevitables errores terapéuticos. Guistolise ilustra algunos de los fallos del terapeuta y la importancia clínica de tomar la responsabilidad de reparar dicho fallo, para no reforzar las creencias de guion del cliente, y no cometer así un segundo error. También, cómo la transferencia y la contratransferencia pueden ser un instrumento y una oportunidad de reparar heridas relacionales tempranas. Y de este modo, el cliente pueda experimentar un fallo relacional como algo natural que ocurre en el encuentro, y que la reparación relacional es posible.
Mauriz en su aportación, plantea cómo la influencia introyectada de las figuras parentales y significativas en el desarrollo de la persona, así como las influencias transgeneracionales, requieren del tratamiento intrapsíquico del vínculo de los Estados del Yo Padre y las lealtades de los Estados del Yo Niño, en una psicoterapia profunda y completa.
En su contribución sobre el duelo anticipado ante la muerte de un ser querido, Erskine plantea la importancia de “revelar la verdad” y poder actualizar la relación en el presente, con esa persona significativa, para expresar un despedida genuina, ilustrado con un caso clínico.
Y por último, Martínez en su texto propone el paradigma intersubjetivo en psicoterapia para el abordaje y resolución de los trastornos del self, planteando los métodos de la Psicoterapia Integrativa como una guía de tratamiento intersubjetivo. Identifica y describe los diferentes niveles relacionales en el escenario de la psicoterapia de grupo, y como en el proceso relacional de grupo se produce la cura. Cierra su aportación con el relato clínico de una sesión en un grupo terapéutico hospitalario.
Esta selección de aportaciones, quieren ilustrar la perspectiva clínica de la Psicoterapia Integrativa, los métodos intrapsíquicos, relacionales y grupales para el tratamiento del guion de vida, los componentes intrapsíquicos de un sistema arcaico, las funciones del Yo, la reorganización de la personalidad, así como las interrupciones del contacto, tanto a nivel interno como externo, cuando las necesidades adultas están comprometidas. Y dado que el psicoterapeuta, en la relación co-creada con el cliente, necesita de su sintonía y su implicación para realizar una indagación sensible y cuidadosa con el cliente, también se hace evidente la importancia de la psicoterapia personal del psicoterapeuta, la necesidad de supervisión y del desarrollo profesional continuado, tanto para la psicoterapia, como para la docencia.

Disponibilidad: En existencia

€ 0,00

 

En este monográfico se presenta una selección de artículos clínicos desde la perspectiva de la Psicoterapia Integrativa que, sin poder naturalmente, ser exhaustiva, muestra una buena parte de los conceptos centrales de este modelo teórico. Abre el monográfico el texto clásico de O’Reilly-Knapp, no por ello menos actual, donde la autora nos muestra el abordaje profundo del proceso esquizoide desde el Análisis Transaccional Integrativo, con la estrategia primitiva de protección en un self encapsulado y oculto, y las intervenciones desde la teoría y los métodos de la Psicoterapia Integrativa como la base de una psicoterapia relacional y profunda. Además, O’Reilly-Knapp nos presenta su clasificación de un nuevo tipo específico de patrón de apego inseguro, que nos facilita la mejor compresión de este proceso, y nos muestra cómo trabajar el vínculo desde el desarrollo evolutivo. Burper, en un relato en primera persona, comparte algunos fragmentos de su propio proceso terapéutico, mostrando la experiencia de la rabia, en sus aspectos más genuinos y también autoprotectores y cómo en dicho proceso se realiza una actualización de la experiencia de la rabia en distintos Estados del Yo Niño y en el Estado del Yo Adulto. Sigue un caso clínico sobre el impacto del intento de suicidio de una persona allegada, donde Etxeberria, desde un escenario de psicoterapia individual, presenta la cura relacional desde la presencia terapéutica, poniendo énfasis en los métodos de la Psicoterapia Integrativa y en las necesidades relacionales. La siguiente contribución, también un texto clásico, nos lleva a la reflexión acerca de los inevitables errores terapéuticos. Guistolise ilustra algunos de los fallos del terapeuta y la importancia clínica de tomar la responsabilidad de reparar dicho fallo, para no reforzar las creencias de guion del cliente, y no cometer así un segundo error. También, cómo la transferencia y la contratransferencia pueden ser un instrumento y una oportunidad de reparar heridas relacionales tempranas. Y de este modo, el cliente pueda experimentar un fallo relacional como algo natural que ocurre en el encuentro, y que la reparación relacional es posible. Mauriz en su aportación, plantea cómo la influencia introyectada de las figuras parentales y significativas en el desarrollo de la persona, así como las influencias transgeneracionales, requieren del tratamiento intrapsíquico del vínculo de los Estados del Yo Padre y las lealtades de los Estados del Yo Niño, en una psicoterapia profunda y completa. En su contribución sobre el duelo anticipado ante la muerte de un ser querido, Erskine plantea la importancia de “revelar la verdad” y poder actualizar la relación en el presente, con esa persona significativa, para expresar un despedida genuina, ilustrado con un caso clínico. Y por último, Martínez en su texto propone el paradigma intersubjetivo en psicoterapia para el abordaje y resolución de los trastornos del self, planteando los métodos de la Psicoterapia Integrativa como una guía de tratamiento intersubjetivo. Identifica y describe los diferentes niveles relacionales en el escenario de la psicoterapia de grupo, y como en el proceso relacional de grupo se produce la cura. Cierra su aportación con el relato clínico de una sesión en un grupo terapéutico hospitalario. Esta selección de aportaciones, quieren ilustrar la perspectiva clínica de la Psicoterapia Integrativa, los métodos intrapsíquicos, relacionales y grupales para el tratamiento del guion de vida, los componentes intrapsíquicos de un sistema arcaico, las funciones del Yo, la reorganización de la personalidad, así como las interrupciones del contacto, tanto a nivel interno como externo, cuando las necesidades adultas están comprometidas. Y dado que el psicoterapeuta, en la relación co-creada con el cliente, necesita de su sintonía y su implicación para realizar una indagación sensible y cuidadosa con el cliente, también se hace evidente la importancia de la psicoterapia personal del psicoterapeuta, la necesidad de supervisión y del desarrollo profesional continuado, tanto para la psicoterapia, como para la docencia.
psicoterapia integrativa, integrative psychotherapy

Etiquetas del lector

Use espacios para separar las etiquetas. Use comillas simples (') para frases.

Opiniones

Escriba su propia opinión

Usted está opinando sobre: Editorial: Una perspectiva clínica desde la Psicoterapia Integrativa

¿Cómo califica a este artículo? *

  1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas
Valoración del artículo